MOBILE MENU

¿Te sientes ansioso/a por el fin de año?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

La ansiedad es una emoción normal que todos experimentamos en algún momento de nuestra vida. Sin embargo, cuando se vuelve constante y excesiva, puede convertirse en un problema.

Según el reporte Depresión y otros Desórdenes Mentales Comunes realizado por la Organización Panamericana de la Salud, más de un millón de chilenas y chilenos declara haber tenido algún trastorno psiquiátrico en su vida, dentro de los cuales la ansiedad es el más común, con un 15,3% de prevalencia en la población mayor de 15 años.

Estos datos son preocupantes, ya que la ansiedad puede tener un impacto negativo en la salud física y mental de las personas. Los trastornos de ansiedad pueden causar problemas de sueño, dificultad para concentrarse, problemas de relación y, en algunos casos, incluso pensamientos suicidas.

¿Sabes lo qué es la ansiedad?

“La ansiedad es una respuesta natural del cuerpo ante una amenaza o peligro. Cuando nos sentimos ansiosos, nuestro cuerpo libera hormonas que nos preparan para enfrentar esa amenaza. Estas hormonas pueden provocar una serie de síntomas físicos, como taquicardia, respiración agitada, sudoración, etc.” Indica nuestra psicóloga María Jesús Lagos.

Si bien la ansiedad es una respuesta normal, cuando se vuelve constante y excesiva, puede tener efectos negativos en nuestra salud física y mental.

Algunos de los efectos negativos de la ansiedad crónica incluyen:

  • Problemas de salud física, como enfermedades cardíacas, diabetes, problemas digestivos, etc.
  • Problemas de salud mental, como depresión, trastornos de ansiedad, etc.
  • Dificultad para concentrarse, aprender y tomar decisiones.
  • Problemas de relación.

¿Cómo manejar la ansiedad?

Existen una serie de cosas que podemos hacer para manejar la ansiedad. María Jesús Lagos, psicóloga de Grupo Cetep nos entrega algunas de ellas:

  • Mantenerse en el presente. Cuando nos sentimos ansiosos, es común que nuestra mente se concentre en el futuro o en el pasado. Sin embargo, esto solo hace que la ansiedad aumente. Es importante aprender a centrarnos en el presente y en lo que está sucediendo en este momento.
  • Identificar y desafiar los pensamientos negativos. Cuando nos sentimos ansiosos, es común que nuestra mente genere pensamientos negativos sobre nosotros mismos o sobre la situación que estamos viviendo. Es importante identificar estos pensamientos y desafiarlos. Por ejemplo, si estamos pensando que vamos a fracasar en la Paes, podemos desafiar ese pensamiento diciéndonos que hemos estudiado lo suficiente y que estamos preparados para enfrentar el examen.
  • Practicar técnicas de relajación. Las técnicas de relajación pueden ayudarnos a reducir la ansiedad y a calmarnos. Algunas técnicas de relajación que podemos practicar son la respiración profunda, la meditación, el yoga, etc.
  • Contar con un apoyo social. Hablar con alguien de confianza sobre cómo nos sentimos puede ayudarnos a sentirnos mejor y a manejar la ansiedad.

Ejemplos de ansiedad en la vida cotidiana:

La ansiedad puede aparecer en cualquier momento de nuestra vida, pero hay algunas situaciones que pueden desencadenarla con mayor facilidad. Por ejemplo, la ansiedad puede aparecer en las siguientes situaciones:

  • Ante situaciones de estrés, como exámenes, presentaciones, entrevistas de trabajo, etc.
  • Ante situaciones de cambio, como un nuevo trabajo, una mudanza, un divorcio, etc.
  • Ante situaciones de incertidumbre, como una enfermedad, una pérdida, etc.

¿Cómo manejar la ansiedad en el contexto de la Paes?

La Prueba de Acceso a la Educación Superior (Paes) y el cierre de año en el trabajo son dos situaciones que pueden generar ansiedad en muchas personas. A continuación, te damos algunos consejos para manejar la ansiedad en estas situaciones:

En el contexto de la Paes:

  • Prepárate con anticipación. Cuanto más preparado estés para la Paes, menos ansiedad sentirás.
  • Fija objetivos realistas. Es importante que te fijes objetivos realistas para la Paes. Si te pones metas demasiado altas, solo conseguirás aumentar tu ansiedad.
  • Divide el trabajo en pequeñas tareas. Esto te ayudará a sentirte menos abrumado y a evitar la procrastinación.
  • Tómate descansos regulares. Es importante que te tomes descansos regulares para relajarte y despejar tu mente.
  • Busca apoyo en tus amigos y familiares. Hablar con alguien de confianza sobre cómo te sientes puede ayudarte a sentirte mejor.

En el contexto del cierre de año en el trabajo:

  • Planifica con anticipación. Es importante que planifiques tus tareas con anticipación para evitar el estrés.
  • Establece prioridades. Es importante que establezcas prioridades para saber qué tareas debes realizar primero.
  • Aprende a decir que no. Es importante que aprendas a decir que no a las tareas que no puedes realizar.
  • Tómate descansos regulares. Es importante que te tomes descansos regulares para relajarte y despejar tu mente.
  • Busca apoyo en tus compañeros de trabajo. Colaborar con tus compañeros de trabajo puede ayudarte a reducir el estrés.

En caso de necesitar ayuda profesional, en Grupo Cetep contamos con profesionales dedicados a esta temática que te pueden orientar, ayudar o manejar de mejor forma la ansiedad.

Newsletter
Suscríbete y recibe el mejor contenido sobre Salud Mental y Bienestar.